La universidad, el reciclaje perfecto para los mayores de 25 años

15 mayo, 2015

La capacidad de reciclaje y de adaptación es una de las cualidades mejor valoradas en el mercado profesional en este contexto presente de crisis económica y precariedad en el puesto de trabajo. La capacidad para retomar una formación de estudios superiores cada vez más solicitada, es uno de los puntos clave dentro de esta imprescindible reconversión personal como camino de salida de la crisis. De ahí la importancia de instituciones como el Centro Universitario San Bernardo, especialista en la preparación de cursos de acceso a la universidad para mayores de 25 años en Madrid. La demostración de la ingente demanda que posee esta opción de estudios se encuentra en los 581 alumnos mayores de 25 y 45 años que se examinan los pasados días 28 y 29 de abril en la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) para acceder a los estudios superiores. Aunque en su gran mayoría los candidatos pertenecían al segmento mayor de 25 años –un total de 538-, también destaca el cerca de medio centenar de alumnos mayores de 45 años. Nunca es tarde para continuar formándose.

Los requisitos necesarios para poder presentarse a las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 25 años son haber cumplido dicha edad con anterioridad al 1 de enero de 2016, no encontrarse en posesión de un título universitario, de una titulación como técnico superior de Formación Profesional o equivalentes de artes plásticas y diseño o de técnico deportivo superior. Otra cuestión excluyente es la de haber superado las pruebas de acceso a la universidad en otra ocasión.

En el caso de los mayores de 40 años, los requisitos son idénticos en cuanto a la edad. Además, se pide acreditar experiencia profesional o laboral en relación con una titulación de Grado ofertada por la universidad. Por otro lado, como sucede en el apartado anterior, el candidato no debe estar en posesión de ninguna titulación habilitante para acceder a la universidad por otras vías. Para estos interesados, un añadido a las pruebas será una entrevista personal de unos 20 minutos en la que la universidad evaluará la documentación presentada por el candidato y su experiencia laboral o profesional. Algo semejante ocurre con los aspirantes mayores de 45 años, quienes deben realizar una entrevista en iguales condiciones, solo que en su caso la evaluación corre a cargo de un tribunal. Asimismo, poseen como prueba de acceso un comentario de texto y una evaluación de lengua castellana.

Studying For A Test 2Por lo general, la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años consta de una parte general y otra específica más orientada hacia el segmento de estudios correspondiente. En el primer caso, el examinado deberá afrontar tres ejercicios, que son un comentario de texto, evaluación de lengua castellana y evaluación de una lengua extranjera, con opciones a elegir entre alemán, francés, inglés, italiano y portugués. Para la segunda parte, centrada en materias relacionadas con la opción de estudios a elegir, los ejercicios son dos, y se refieren a los siguientes campos de estudio: Arte y Humanidades –literatura universal, historia de España, historia del arte, historia de la filosofía, geografía de España-, Ciencias –matemáticas II, física, química, biología, ciencias de la tierra y medioambientales-, Ciencias de la Salud –química, biología, matemáticas II, física, ciencias de la tierra y medioambientales-, Ciencias Sociales y Jurídicas –matemáticas aplicadas a las ciencias sociales II, historia de España, economía de la empresa, historia de la filosofía, geografía de España- e Ingeniería y Arquitectura –matemáticas II, física, química, dibujo técnico II, ciencias de la tierra y medioambientales-.

La calificación final de la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años se obtiene de la media aritmética de las puntuaciones alcanzadas en las fases general y específica. La frontera del APTO la delimita una nota media igual o superior a 5 puntos. No obstante, el derecho a calcular el promedio de la calificación final lo otorga el hecho de haber igualado o superado una puntuación media mínima de 4 puntos tanto en la fase general como en la específica.

En cualquier caso, el Centro Universitario San Bernardo apuesta para la preparación de sus alumnos por una combinación de “los métodos tradicionales de exposición teórica en el aula con la aplicación de nuevas tecnologías”, donde destaca el acceso gratuito al Aula Virtual para todos los alumnos del centro, así como los sistemas de proyección y los diversos materiales audiovisuales puestos al alcance del estudiante (esquemas de elaboración propia, DVD, CD, documentales, PDI, presentaciones multimedia, etc. El trabajo en el aula se desarrolla en grupos reducidos que “favorecen la mejor compresión y participación del alumno”, quien comenzará todas las asignaturas pertinentes desde un nivel básico con el objetivo de garantizar “un aprendizaje eficaz”. Como complemento a la tarea en el aula, el Centro Universitario San Bernardo ofrece asimismo tutorías personalizadas para atender las dudas particulares de los alumnos, servicios de orientación sobre Técnicas de Estudio y una carpeta del curso de acceso a la universidad para mayores de 25 años, la cual incluye temario y apuntes elaborados por el centro, con esquemas y ejercicios de evaluación continua, que son de gran utilidad al alumno para “completar la comprensión de los temas explicados en las clases y aplicar los contenidos teóricos, así como adquirir destreza en la respuesta y solución de las cuestiones de los exámenes”.

Deja un comentario