La relojería, una profesión con futuro para tus hijos

21 febrero, 2016
La relojería, una profesión con futuro para tus hijos

Posiblemente vuestros hijos, sin están en la edad del instituto o terminando sus estudios secundarios, os habrán pedido consejo alguna vez acerca de qué sería bueno estudiar o cuáles son las profesiones con más futuro en la actualidad. Pues bien, viendo la demanda de joyas y de relojes y la proliferación de empresas como Factor Chic, que se dedican a la venta de este tipo de productos, vamos a aprovechar para hilar con uno de los trabajos que más cotizado está en la actualidad tanto en nuestro país como fuera: se trata del de relojero.

Seguro que si lo pensáis bien, alguna vez habréis necesitado no solamente cambiar la pila a un reloj, sino arreglarlo, y únicamente se os ha ocurrido llevarlo a la propia tienda donde lo habéis adquirido. Esto es porque apenas quedan ya relojeros en España. Es más, es muy posible que la joyería donde lo habíais adquirido lo hubiese mandado a la casa o matriz del mismo, o incluso a un relojero con el que tengan convenio, ya que ni estos establecimientos se dedican ya a este tipo de arreglos.

Hay una gran falta de relojeros en España, pero de los buenos, y los pocos que tenemos, por si ya no era poco, se los están llevando las grandes empresas relojeras de Suiza, porque les hacen falta.

Últimamente se oye mucho hablar acerca de que las empresas suizas de relojes ya no venden tanto como antes, o que los relojes inteligentes, esos con los que incluso se puede hablar por teléfono o consultar el correo, se están llevando a muchos clientes potenciales de los que antes pagaban caro un buen reloj. Pues bien, esto se puede decir que es cierto, pero es una verdad a medias, ya que quien tiene 700 o más euros para gastarse en este tipo de relojes, que no dejan de ser un capricho, los sigue teniendo para comprar buenas piezas, que dependiendo de cuáles sean muchas se convierten después en una gran inversión que incluso se venderá más cara en el futuro si nos queremos desprender de la misma.

shutterstock_375301303reducida

Suiza sigue siendo uno de esos países que tira muy fuerte económicamente dentro del mundo, y no solo por sus bancos o por la fortaleza de sus empresas de servicios, sino también por la fama mundial que tiene su relojería, y allí se paga muy bien a los verdaderos profesionales del sector.

Es por esto que si veis que este tipo de profesión puede encajar en el perfil de lo que buscan vuestros hijos, esta podría ser una gran recomendación a la hora de hablar de las posibles profesiones que podrían escoger para cuando se hiciesen más mayores.

De hecho, podríamos ayudarlos también ofreciéndoles la posibilidad de estudiar idiomas para mejorar su comunicación en caso de tener que emigrar a Suiza, donde en casi todas las empresas se habla inglés entre los empleados, porque hay muchos extranjeros, y fuera, en función de donde se viva, se puede hablar alemán, francés, italiano o incluso el desconocido suizo.