La donación de óvulos, vital para muchos futuros padres

26 noviembre, 2018
La donación de óvulos, vital para muchos futuros padres

Muchas parejas tienen problemas a la hora de ser padres y eso es fuente de muchos problemas que en ocasiones necesitan tratamientos psicoterapeúticos. Una de las soluciones que tenemos en la actualidad es la donación de óvulos. Mucha gente requiere informarse, especialmente a la hora de querer ser donante y vamos a contártelo. IVI Dona como clínica especializada en la donación de óvulos, incide siempre en la importancia de que las personas donantes estén bien informadas y documentadas del proceso al que se van a someter. Lo primero que debes saber es que para ser donante de óvulos es fundamental pasar una entrevista de carácter personal, que tendrá test psicotécnicos y una evaluación de carácter médico altamente exhaustiva para asegurar que la donante se encuentre en un buen estado de salud.

Requisitos para ser donante

Para la donación de óvulos hay que saber que tendrás que pasar por una operación quirúrgica. Un paso indispensable para que se produzca la donación de óvulos, la cual permite que muchas mujeres que no podrán quedarse embarazadas con su propios óvulos puedan lograrlo con los óvulos de otra mujer.

Toda mujer que esté sana y que tenga las condiciones establecidas por la legislación, puede hacer una donación de óvulos. Así, las donantes de óvulos deberán cumplir unos requisitos para asegurar que se encuentran en buenas condiciones en lo físico y en lo psicológico para proceder a donar. Para todo esto, la mujer donante tendrá que pasar unas pruebas ginecológicas y analíticas, además de una entrevista con los psicólogos del centro y contar con un arco de edad que irá desde los 18 a los 34 años.

Cuando a una donante se le acepta es que superó todos los test y es considerada apta para donar óvulos. El paso siguiente es la llamada fase de medicación para la estimulación de los ovarios, una vez que estén madurados, lo que hace es procederse a la punción ovárica de la donante de óvulos en cuestión.

La intervención quirúrgica

Vamos a hablar más de la punción. Es la intervención quirúrgica a la que se somete la donante y lo mejor es que la haga en una clínica o centro de gran experiencia. Es una intervención que dura del orden de 20 minutos y en la que se anestesia a la donante, luego se hace el seguimiento para que se sepa seguro que todo va a salir bien y que no tendrá efectos secundarios por la anestesia.

Antes de que empiece el proceso, a la donante se le informe detalladamente, de todo el proceso por el que hay que pasar, por lo que tienen que firmar un documento donde se refleja este consentimiento. Pide este papel siempre.

Efectos secundarios y riesgos de la donación

El proceso en el que se donan óvulos no tiene efecto negativo alguno sobre el ovario, ni hace que avance la menopausia ni que aumentemos de peso. De igual manera, tampoco tiene ningún efecto sobre la fertilidad en el futuro.

Hablamos de un proceso que por lo general se tolera bien y que de manera excepcional puede que conlleve riesgos para la salud, caso de la hiperestimulación ovárica, que es una respuesta que podríamos denominar excesiva al tratamiento estimulativo y que puede ser leve, moderada o grave, en este último el porcentaje es muy bajo.

A todo esto, se le suma la posibilidad de una infección genital, hemorragias, torsión ovárica o punciones en el asa intestinal, la vejiga o demás partes de cuero, además de los propios que siempre conlleva cualquier anestesia como tal. En todo este tipo de situaciones, se proporciona la información necesaria por parte del equipo médico.

Las clínicas españolas con buena fama

Actualmente las clínicas por lo general suelen tener todo bastante documentado para que los pacientes no se encuentren ninguna clase de sorpresas. Cada vez se recurre más a estos servicios e incluso algunos pacientes de otros países vienen a nuestro país para recurrir al tratamiento al no estar permitido en sus países.

La donación de óvulos es un proceso que tiene un gran beneficio para todas las personas que están deseando ser padres y no tiene ningún peligro mi secuela para las donantes, por lo que siempre que se esté en disposición es una buena manera de ayudar a la sociedad. Por último, conviene no olvidar que la ley ha establecido una compensación económica para resarcir por las molestias que ocasiona el proceso de donación.