La mente de un niño

2 noviembre, 2015
La mente de un niño

kindergarten-504672_640

El futuro de la próxima generación española está en nuestras manos, eso es innegable, porque debemos darles a nuestros niños de hoy herramientas para el mañana y, por supuesto, debemos conseguir que su estado físico y mental sea el óptimo. Yo soy de las personas que están a favor de que los problemas deben de ser atacados desde el principio. A mi hijo, cuando empezó a mostrar un comportamiento taciturno, lo lleve a este centro de psicología infantil en Barcelona y no me arrepiento en absoluto, tanto por el trato que me daban como por los resultados obtenidos con ellos. Lo volvería a hacer mil veces.

Nosotros, los que no somos especialistas, por mucho que queramos ayudar no podemos, no los conocemos, no entendemos el pensamiento de un niño ni lo que le inquieta, por es debemos recurrir a expertos antes de que sea demasiado tarde.

Actualmente hay un experimento televisivo donde se puede ver qué hacen los niños cuando los adultos no les ven y no os imagináis las conversaciones que tienen entre ellos y la cantidad de cosas que les preocupan. Se trata de un nuevo programa que se emite actualmente en el Reino Unido donde niños de 4 a 6 años interaccionan entre ellos ante la ausencia de ningún adulto.

Personalmente yo ahí entraría en un debate para ver hasta dónde es ético emitir algo así con menores de edad  ya que, por lo visto, el programa emula un poco al Gran Hermano que todos conocemos, pero supongo que ese es otro tema que, en el fondo, debería estar en manos de los padres de esos niños, no lo sé, o en manos del Estado que vela por el bienestar la infancia. Pero el caso es que, dejando esto a un lado, el programa muestra mucho que nosotros desconocemos sobre esas pequeñas cabecitas locas.

El programa ofrece una visión reveladora sobre la psicología infantil, ya que las cámaras ocultas capturan todas las conversaciones que mantienen los niños entre sí y sus reacciones ante diferentes situaciones. Se trata de una guardería donde los niños están reunidos en una sala llena de cámaras ocultas y entonces se les pregunta sobre su visión de cielo y se les deja solos. Ellos tienen conversaciones que varían desde los que lo describen como un lugar con ángeles cantando, hasta otro niño que pregunta “¿quién es el cielo?” O cuando se le pregunta a una niña quiñen va al cielo y ella contesta que para ir al cielo no hace falta nada más que estar muerto.

Unos expertos en comportamiento infantil que están detrás de las pantallas, analizan cada movimiento de los niños y los van comentando mientras los observan. Los psicólogos del programa aseguran que no hay problema con la situación de esos niños, ni ahora ni en un futuro.

Como es normal hay momentos de peleas y tensión entre ellos pero nada que se salga de madre teniendo en cuenta que son niños. El proyecto comenzó como un episodio único y tras el éxito de mismo se decidió seguir adelante con el programa.

Los niños provienen de orígenes muy diversos para poder ver el comportamiento de diferentes culturas y estratos sociales y el resultado de esta mezcla es caótico e hilarante lo que nos da una idea a todos de lo que sucede a diario en la guardería y en el colegio.

Deja un comentario