Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Un trabajo de altura

Hay trabajos que entrañan riesgo y conllevan una necesaria y especifica formación para minimizar los mismos. A parte de la formación y experiencia necesaria para desempeñar un trabajo cualquiera, otros tienen el añadido de exigir una cierta forma física y requerir unas condiciones concretas para su desempeño. Es el caso de los trabajos verticales que realizan en Traltur, empresa especializada en trabajos de altura y formación. Las empresas que se dedican a prestar servicios en altura, cuentan con un personal cualificado que, además de su cualificación profesional, disponen de formación específica para poder desenvolverse en las alturas.

Aquellos interesados o interesadas en dedicarse a trabajos realizados en altura, deben tener conocimiento de las necesidades formativas necesarias, la normativa aplicable y, por supuesto, en que consiste un trabajo vertical en sí.

Por lo tanto, empecemos por el principio y determinemos que se considera trabajo en altura. Se denominan así todos aquellos trabajos que se realizan a más de dos metros. En principio, no es mucha altura, pero a partir de ahí, puedes estar a metros del suelo trabajando, con todo lo que ello, conlleva: andamios, escaleras, postes, plataformas, cuerdas… También se consideran trabajos en altura, aquellos que se llevan a cabo en profundidad como por ejemplo los que se realizan en excavaciones o pozos.

Evidentemente, cada uno de estos trabajos, presente una serie de especificaciones diferentes, pero todos, requieren de una formación específica para garantizar la seguridad del trabajador. Por eso, a lo largo de este artículo vamos a hablar de esa formación necesaria que certifica la capacidad y cualificación para poder ejercer ese tipo de trabajos.

Antes de nada, lo primero que hay que tener es poco miedo a las alturas, más bien ninguno, valentía y un punto de temeridad para colgarse de lo alto de un edificio (o la estructura pertinente) y realizar las tareas encomendadas. Da igual que las mismas sean instalar un cableado, limpiar ventanas o comprobar las luces. El riesgo esta ahí y hay que ser valiente para enfrentarse al mismo.

Generalidades para los trabajos en altura

Antes de planificar cualquier tipo de trabajo a realizar en altura, hay que tener en cuenta dos características previas: identificar el riesgo que conlleve sufrir una caída y estudiar en profundidad la mejor manera de controlar el riesgo. En función de estos dos factores inherentes entre sí, todo el equipo que vaya a ser utilizado para desempeñar el trabajo específico, debe cumplir con la normativa vigente, en este caso el Real Decreto 2177/2004 del doce de noviembre, en el cual se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud que requiere el uso de los equipos de trabajo necesarios por parte de los trabajadores, profesionales en trabajos temporales en altura.

Por otro lado, también existen otras dos características que hay que tener en cuenta durante el desarrollo del trabajo en altura en cuestión: la altura a la que debe subir la persona que se va a encargar de ejecutar la tarea y, la duración, es decir, el tiempo necesario que va a estar a dicha altura. Cuando estos dos puntos se han determinado, hay que garantizar y mantener unas condiciones de trabajo seguras y fiables en las que se de prioridad absoluta a las medidas de seguridad adecuadas, en su conjunto. A su vez, hay que tener presente en todo momento que, la elección de esas medidas que deben ser tomadas, no pueden, bajo ningún pretexto, subordinarse a criterios de índole económica.

Teniendo presente la normativa vigente, esta concede prioridad a las medidas colectivas, algo que no implica que no sea necesario dotar a cada uno de los trabajadores de los equipos de protección individual convenientes en cada momento.

La elección de estos equipos de protección individual o EPI, se hará una vez se haya realizado la evaluación de los riesgos que hayan sido detectados por la empresa encargada de realizar los trabajos en altura y, se hayan aplicado las medidas correctoras pertinentes para evitarlos. Es obligatorio comprobar que los EPI cuenten con el símbolo CE que garantiza que el fabricante, asegura que el producto que comercializa, cumple con todos y cada uno de los requisitos esenciales de seguridad y salud que establece y marca la Comunidad Europea tras realizar un proceso de evaluación.

En lo que a trabajos en altura respecta, el caso, el calzado de seguridad, los guantes o el arnés, son parte esencial de un EPI.

La formación: parte esencial para trabajar en altura

En cualquier tipo de trabajo, la formación es de vital importancia. Adquirir y poseer los conocimientos necesarios que permitan desempeñar una labor sin problema y con soltura es fundamental. Si hablamos de trabajos en altura, es importancia es todavía mayor. En este caso, si es vital de necesidad disponer de la formación necesaria y adecuada y además, con nota. Una persona encargada de desempeñar un trabajo en altura, debe estar en posesión de todos lo conocimientos necesarios, así como conocer de forma detallada, todos los riesgos inherentes al mismo, el uso y manejo de los equipos de protección que ha de usar y la forma de realizar el trabajo de manera segura. Los trabajadores en altura, deben ser plenamente conscientes de que poseer esos conocimientos es necesario para el correcto desempeño de sus funciones. Teniendo que garantizar su seguridad y salud, desde la conciencia de los mismos trabajadores.

En este sentido, se habla tanto de una formación teórica como práctica que permita a los futuros trabajadores, desenvolverse de manera eficaz y segura en referencia a los riesgos asociados y derivados de este tipo de trabajos. No siendo suficiente, deben hacerlo con el conocimiento y dominio de las técnicas acordes al puesto de trabajo. La formación necesaria, debe ser impartida por profesionales certificados expertos en la materia y dentro de unas instalaciones diseñadas al efecto, lo que quiere decir que las mismas, deben garantizar que la formación pueda impartirse de forma gradual y en las condiciones de seguridad total, necesarias para quienes reciben dicha formación.

Sabiendo esto, es momento de pasar a la formación necesaria y concreta que requiere un trabajador en altura. Existen requisitos concretos que deber reunir los futuros trabajadores para lograr la capacitación como trabajadores en altura. Entre ellos, existen cursos de formación específica, concretamente teórica y práctica que certifica para el desempeño de los trabajos en altura, debiendo ser impartida por centro que actúen como Organismo Técnico de Certificación u OTEC. Estos centros, deben poseer una certificación previa por parte del Ministerio de Seguridad Social.

Con dicha certificación, los centros pueden impartir el temario correspondiente y formar a las personas en diferentes campos. Especialmente en materia de prevención de riesgos laborales y, específicamente en los riesgos laborales que se asocian a los trabajos en altura y se corresponden con cursos concretos.

A razón de lo expuesto, cualquier entidad que se dedique a la enseñanza y disponga de una o varias personas, cualificadas y formadas como técnico o técnica superior en Prevención de Riesgos Laborales, puede impartir y certificar la formación de nivel básico sin que sea necesaria más homologación.

En lo que a caducidad de la formación, cabe señalar que la ley no contempla ningún periodo de validez o caducidad para los cursos de PRL. Este hecho puede deberse a que se considera que los conocimientos adquiridos no se pierden con el paso del tiempo, si no que se refuerzan con la práctica que llevan a cabo los trabajadores en el desempeño de sus funciones.

Para obtener un certificado que acredite estar en posesión de la capacitación necesaria, el curso básico se trata de un curso de formación en trabajos en altura de seis horas. Esta formación, básica y mínima, proporciona conocimientos de seguridad básica y prevención de riesgos en los trabajos realizados en altura, mediante un correcto uso de los EPI y las técnicas de trabajo adecuadas. El contenido del mismo, se basa en la normativa legal y reglamentaria, las normas de seguridad generales  las específicas, relativas a andamios, escaleras, plataformas, etc.

A su vez, contempla las protecciones necesarias para realizar trabajos en cubiertas, tejados o plataformas elevadoras. Le finalidad es trasmitir a los postulantes las ideas principales y básicas que hay que tener en cuenta a la hora de que pueda surgir un contratiempo o riesgo asociado al trabajo.

Aprender técnicas de montaje de cabeceras, anclajes estructurales para la seguridad, los sistemas de sujeción y anticaídas que debe existir, son parte del curso. También se enseñará que son las líneas de vida, tan necesarias en estos trabajos, como deben colocarse y, todo lo referente a la manipulación de cargas en altura, así como técnicas de auto rescate.

De forma complementaria, los futuros trabajadores en altura, deberán contar con el curso de PRL de veinte horas correspondiente a la modalidad de trabajos en altura. Esta formación, es además de complementaria, de carácter obligatorio para quienes pretendan o necesiten realizar trabajos en altura. Esta formación proporciona los conocimientos necesarios, tanto teóricos como prácticos, para aplicar técnicas seguras en la realización de trabajos en altura.

Como podemos comprobar, la formación no reviste demasiada complejidad. Se trata de curos básicos que solo la experiencia puede ampliar. Lo más necesario en este caso, es que te guste moverte por las alturas.

Articulos en tendencia
Enseñanza obligatoria

Sorprendentemente, no muchos saben en España que la educación obligatoria en nuestro país abarca desde los 6 hasta los 16

Mi hijo es artista

Elegir una disciplina artística como actividad extraescolar es altamente recomendable. Actividades como la música o la pintura desarrollan en el

El futuro de tu hijo

Uno de los motivos de conflicto en algunas familias sucede cuando nuestro hijo nos dice que no quiere estudiar o

Compartir
Facebook
Twitter
LinkedIn

Articulos relacionados

Estudia francés en Francia

¿Alguna vez te has planteado viajar a Francia para estudiar y aprender francés?, ¿quieres que tus hijos aprendan francés pero en otro país?, pues estás

Scroll al inicio