¿Por qué es importante que tu hijo aprenda a hablar inglés?

11 diciembre, 2020
¿Por qué es importante que tu hijo aprenda a hablar inglés?

Son variada las razones por las cuales es importante y hasta beneficioso que un niño aprenda el idioma inglés desde temprana edad, así como también existen infinidad de métodos de enseñanza adaptados para tal nivel.

Los pequeños poseen la capacidad de aprender de manera más fácil y natural, ya sea a través de juegos, programas de televisión, canciones u otras actividades prácticas, ya que ellos asimilan todo con una rapidez impresionante, por lo que esta figura como la edad perfecta para adquirir un segundo idioma que más adelante representará grandes ventajas para su vida personal y profesional.

Por supuesto, lo primero es que tú como padre y tu hijo sepan  por qué es importante el inglés en su vida y lo útil que le puede resultar en un futuro inmediato para su aprendizaje.

El aprendizaje temprano del inglés es una idea 100% recomendable

La adquisición del lenguaje es un proceso largo y complejo, por lo que es muy importante comenzar a practicarlo desde edad muy temprana.

Existen diferentes estudios que demuestran que el aprendizaje precoz de idiomas de forma natural, por ejemplo en el caso de que los progenitores tengan dos lenguas maternas diferentes, lleva a un mejor dominio de las mismas.

Sin embargo, este aprendizaje de forma natural, no siempre es el caso cuando quieres que tu hijo empiece a aprender inglés; entonces, deberás recurrir a otras estrategias de enseñanza como  inscribirlo en un centro de formación desde los 3 años.

Los profesionales del desarrollo infantil coinciden en que los niños que aprenden idiomas desde muy pequeños son mucho más receptivos, creativos, y más hábiles en la resolución de problemas relacionados. Y es que mientras más joven se empiece a aprender un idioma, mejor será su dominio y pronunciación.

Los niños tienen la capacidad de desarrollar más de un idioma de forma natural y con menos frustraciones durante el proceso que cuando se es más adulto, como les pasa cuando aprenden a sentarse, comer con cuchara o caminar.

Esto porque a temprana edad no sentimos vergüenza de equivocarnos, por lo que aprendemos sin pena, poniendo en práctica inmediatamente lo que se aprende. Además, que cuanto más joven, más abierto y dispuesto está para aceptar costumbres de otras culturas, nuevos conceptos y enseñanzas. Los niños son como unas esponjas que absorben cualquier información que llegue a ellos.

También pasa, a diferencia de los adultos, que los niños tienen más tiempo disponible para el aprendizaje. Su mente está libre de pensamientos y preocupaciones, lo cual hace que puedan absorber y asimilar mejor.

Incluir un segundo idioma en su lista de conocimientos es crecer con la conciencia de pertenecer a un mundo globalizado, permitiéndoles abrir sus mentes.

En el caso de los padres, la motivación de que nuestros hijos progresen y tengan mayores oportunidades que las nuestras en el mundo actual, tiene que ser razón más que suficiente para darle importancia a la adquisición de esta segunda lengua. Viéndolo de manera ambiciosa, la futura carrera profesional de tus hijos dependerá de manejar y contar con este conocimiento.

Beneficios del aprendizaje del inglés a edad infantil

1. Mayor facilidad de aprendizaje

Cuanto más pequeño sea el niño cuando comience a estudiar inglés o cualquier otro idioma, más sencillo será y más beneficios le aportará.

Esto se debe a que cuando somos niños aprendemos el lenguaje de forma innata, no tenemos que hacer un esfuerzo voluntario por aprenderlo, sino que lo adquirimos según se va desarrollando nuestra estructura cerebral. Por lo tanto, el dominio y la pronunciación del inglés aprendido serán de mejor calidad. 

También, se aumentan las posibilidades de que en el futuro el niño sea bilingüe. Entre los 0 y los 4 años, los niños generan más conexiones neuronales. En este periodo se forma el cerebro del niño, al cual actúa como una esponja, ya que tiene una mayor capacidad para absorber y asimilar la información y los conocimientos de forma más rápida y sencilla. Así, esta edad es el momento perfecto para proporcionarle información y estímulos lingüísticos.

Por el contrario, cuando el aprendizaje del inglés se realiza en edades más avanzadas, la adquisición de conocimientos es más lenta y difícil, ya que comenzamos a utilizar dos áreas neuronales diferentes, dificultando el proceso de aprendizaje.

2. Impacto positivo en la salud mental

Los niños que comienzan a aprender inglés desde edades tempranas desarrollarán su cerebro de forma que:

  1. Adquieren una mayor capacidad de concentración.
  2. Mayor agilidad y capacidad de resolución de problemas.
  3. Habilidad de realizar varias tareas al mismo tiempo con eficacia.
  4. Capacidad de realizar más conexiones entre distintos conceptos.
  5. Mejora de la atención y la memoria.

3. Acceso a un mundo globalizado

El niño tendrá acceso a dos culturas distintas, lo cual enriquecerá su educación y desarrollo intelectual y le ayudará a tener una mente más abierta hacia el mundo y en lo que respecta a su relación con los demás.

Así mismo, el niño aprenderá a  interesarse por otras culturas y formas de vida distintas a la suya propia, permitiéndole que en un futuro pueda comunicarse con personas de otras nacionalidades de forma más fácil.

Otro aspecto muy importante es que tendrá más facilidad a la hora de aprender un tercer idioma.

4. Perdida de vergüenza

Los niños cuando pequeños no sienten vergüenza por nada, por lo que se lanzan a hablar y a practicar inglés sin miedo a equivocarse o a lo que piensen los demás.

Por ello, es bueno que aprendan inglés antes de que se desarrolle en ellos el sentimiento de vergüenza que tanto sentimos los adultos, y que suele ser la causa de que aprendamos de forma más lenta.

5. Mejores resultados académicos

Los niños que dominan más de una lengua presentan una mayor capacidad crítica, mejor resolución de problemas y un mayor entendimiento a la hora de estructurar el lenguaje. Por tanto, esto les permite un mejor desempeño a  nivel académico, facilitándoles la comprensión de las distintas asignaturas de estudio y consiguiendo que disfruten durante su aprendizaje.

6.   Mayor empleabilidad

Si el niño comienza a aprender inglés desde pequeño aumentarán sus posibilidades de conseguir el trabajo deseado cuando sea adulto. Esto porque las empresas y los empleadores buscan el manejo de esta habilidad para muchas de sus posiciones, además que los mejores cargos suelen exigir el conocimiento del idioma como un requisito básico; eso sin contar, que es la única llave de entrada a las empresas de carácter trasnacional o con proyección internacional, las cuales suelen ser increíbles catapultas hacia el éxito profesional.  

¿Cómo podemos conseguir que nuestros hijos aprendan inglés?

Ahora que ya tienes claro que es muy importante que tu hijo aprenda el idioma, a la hora de enseñarlo lo primero que debemos procurar es que el niño acepte el inglés de una forma natural, no como una clase. Nuestros amigos de Academia Elipa, expertos en formación académica, nos presentan algunas estrategias para conseguir este objetivo:

1. Adaptar juegos al inglés. Hay variedad de juegos fáciles y divertidos de aplicar para vayan adquiriendo el manejo del idioma. Hasta los 3 años de edad podemos enseñar el inglés sin utilizar el español, pero, cuando son mayores de esta edad y nunca se les ha enseñado inglés, ya tenemos que comenzar a aplicar otro tipo de estrategias. En este último caso es mejor usar la traducción simultánea en las frases complicadas, repitiendo lo mismo varias veces.

2. Fomentar la lectura de cuentos en inglés. Una de las mejores maneras para enseñar a los niños a leer en inglés es mediante cuentos bilingües con imágenes y frases cortas en este idioma. Además, también tienes libros con audios en inglés que, incluso, son más atractivos y les ayuda a desarrollar más habilidades.

3. Poner sus películas favoritas en inglés. Actualmente, casi todos los DVD o canales de televisión ofrecen la oportunidad de cambiar el idioma. Además, tienes a la mano cientos de vídeos para aprender inglés para niños en Internet y completamente gratis.

5. Escuchar canciones infantiles en inglés. La música tiene un poder mnemotécnico mucho mayor que la vista y, además, permite la repetición en voz alta. En Internet conseguirás muchas canciones en inglés para divertirse y aprender al mismo tiempo.

6. Habla en este idioma con naturalidad.  Usa frases cortas y sencillas, como: “Come here”, “Well done!”, Where are your toys?”

7. Estudiar en el extranjero. La educación de un idioma ya no es local y monolingüe, sino global y multilingüe y ya no está centrada sólo en un ámbito de aprendizaje, sino en uno experiencial, contextualizado y que acompañará a los estudiantes durante toda su vida. Por eso, si tienes los recursos, y cuando tu hijo tenga la edad necesaria, podrías pensar en enviarlo como estudiante de intercambio o a estudiar inglés unos meses en una academia internado en algún país donde pueda experimentar con el idioma en vivo y directo. Así conseguirá una inmersión total en el inglés. Hay muchas posibilidades para lograrlo: estudiar primaria en el extranjero, acudir a un campamento de verano en el extranjero, o pasar estancias cortas en otros países, por ejemplo.