Cursos de verano en el extranjero

7 agosto, 2014

Si por algo recuerdo mis veranos son por mis viajes al extranjero para realizar cursos de apoyo. Cuando mis amigos hacían planes para irse a las fiestas de sus pueblos o para programar una salida a la playa, yo buscaba rutas para completar mi formación. ¿Duro? Al principio sí, pero finalmente te dabas cuenta de que lo que estabas haciendo era invertir en tu futuro. Ahora nunca me he arrepentido de esos dos meses que pasé en ciudades como Londres, Dublín o París. Era otra forma de pasar el verano, que desde aquí aprovecho para recomendar a todo los estudiantes.

Inglaterra es la cuna del inglés. Allí hay colegios en régimen de internado de gran prestigio y con óptimas instalaciones, y donde la calidad de la enseñanza está garantizada. Y existen varios tipos de internado: los privados subvencionados son colegios de buen nivel pero que cuentan con fondos del gobierno, lo que les permite tener precios más ajustados y asequibles. Por esa misma razón tienen mucha demanda y es preciso solicitar la plaza muy pronto. Los otros internado sson totalmente privados y varían de precio según sus instalaciones, el campus que poseen, la antigüedad y prestigio, etc.

También es posible la matriculación en un colegio privado o público pero en régimen de familia. En mi primera visita a Londres ésta fue mi opción. La mayoría de los colegios están ubicados en el sur de Inglaterra. Los colegios públicos son seleccionados de manera que ofrezcan una enseñanza de calidad, y están situados en zonas tranquilas residenciales. Así mismo, las familias son seleccionadas cuidadosamente.

En mi verano en Dublín me di cuenta de que el inglés no se aprende sólo en una clase. El día a día era enriquecedor con una experiencia que me valió para el futuro. La convivencia y el conocimiento de otra cultura sólo se aprende a través de actividades. Allá realicé excursiones culturales, deportes, juegos en grupo, competiciones…que me sirvieron para pasar un verano muy divertido.

La verdad es que las formas de estudiar han cambiado mucho en los últimos años. Mis viajes fueron hace más de una década y ahora con las nuevas tecnologías todo es más fácil. Recuerdo que me tuve que llevar mi PC de mesa con mis dos discos duros de datos. Por suerte ahora es historia. Existen empresas dedicadas al almacenamiento de datos en la red, la famosa Nube, que te permiten llevar toda tu información allá donde estés. Yo trabajo  a nivel profesional con Mi Nube.es, pero a nivel usuario también es muy útil, sobre todo en estos viajes en los que tanto echas de menos, tus recuerdos.

Deja un comentario