Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Crecer con una mascota

Muchas personas desde el momento en que saben que van a convertirse en padres empiezan a preocuparse mucho, incluso a obsesionarse en ocasiones, con la higiene de los niños y de su hogar. Sin embargo, estudios recientes demuestran que la exposición de los niños a la suciedad les ayuda a formar un sistema inmunológico más fuerte.

Y es que, la ciencia, está demostrando algo que hasta hace relativamente poco tiempo no sabíamos si era un mito o verdad: el exceso de higiene podría derivar en un sistema inmunológico más debilitado. Y no solo eso, estas teorías también vienen a darnos la explicación del aumento en la aparición de alergias en los niños en los países desarrollados.

Otro de los mitos que están tumbando estos estudios es el de separar a los niños de las mascotas, por miedo a que se ensucien o a que les puedan contagiar alguna enfermedad por la diferencia de su higiene con la nuestra. Se está demostrando que los niños que conviven con mascotas fortalecen su sistema inmune y, por lo tanto, corren menos riesgos de sufrir alguna alergia o enfermedad respiratoria.

Esto no quiere decir que debamos dejar de lado el mantenimiento de nuestros hogares, pero sí que pongamos más atención en cómo lo llevamos a cabo. Como nos indican los expertos de Stocknetvalles, existen productos específicos o ecológicos, muy de moda hoy día, que no son perjudiciales para las personas ni para el medio ambiente, que cumplen perfectamente con lo que esperamos de ellos y que nos ayudan a que nuestra salud esté por encima de cualquier otro aspecto.

Beneficios de crecer junto a una mascota

Nuestras mascotas pueden convertirse en un punto de referencia importante en el desarrollo, tanto afectivo como físico, de nuestros hijos. Según los expertos, los niños que crecen junto a una mascota desarrollan un mayor sentido de la responsabilidad, presentan un carácter más cariñoso y demuestran, desde edades tempranas, amor por la naturaleza.

Las ventajas de que bebés y mascotas crezcan juntos son incontables. Las familias que cuenten con estos miembros de cuatro patas tendrán la oportunidad de disfrutar de un tipo de relación que les sorprenderá gratamente cada día, eso sí, si son capaces de establecer unas normas de convivencia en las que se respeten las necesidades de las mascotas y de los niños, que favorezca una relación de respeto mutuo entre ambos.

Como hemos comentado con anterioridad, diferentes investigaciones han concluido que convivir con un animal, sobre todo con perros y gatos, fortalece el desarrollo del sistema inmune y repercute en un menor riesgo de sufrir alergias, asma, otitis y resfriados. Otra de las ventajas saludables es sin duda, que tener una mascota, nos aleja del sedentarismo tanto a los adultos ya que, por ejemplo, un perro necesita quemar energía fuera de casa, como a los niños, ya que los toman como “compañeros de juego” muy a menudo.

Cada vez son más comunes las terapias con animales para trabajar con niños con autismo e hiperactividad, puesto que, los animales ayudan a regular la agresividad e intranquilidad de los pequeños. Pero no solo eso, entre niños y mascotas se establece un tipo de comunicación, muy enriquecedora sobre todo en las primeras etapas, en las que los bebés encontrarán siempre un receptor dispuesto a “escucharlos”, por lo que lo mantendrá motivado a la hora de comunicarse, lo que repercutirá de forma directa en su desarrollo cognitivo. Los animales son una fuente inagotable de estímulos, también a nivel sensorial: estimulando la vista para seguirlo en las edades más tempranas, para intentar seguirlos moviéndose después…tocando su cuerpo, experimentando nuevas texturas…

Además, se ha comprobado que los niños que se relacionan con animales tienen una mejor adaptación social. Los animales suponen una forma de experimentar el mundo físico y social, ya que responden a sus primeras verbalizaciones, así como a sus expresiones corporales, movimientos y al tacto. Hay quien dice que los bebés y niños que crecen con animales son más felices.

En el plano afectivo, tener un perro como mascota te brinda la oportunidad de establecer una relación sencilla y sincera, en la que se puede experimentar el estado de ánimo estable de los animales, así como su leal cariño. Todo esto repercute en la confianza y la autoestima de los niños. El hacer partícipe de los cuidados de las mascotas a los niños los hace sentirse más integrados en la familia y más competentes, lo que les brinda la posibilidad de generar un buen autoconcepto y una buena autoestima. Un perro nos quiere por lo que somos, de manera incondicional, y no nos juzga ni nos critica.

Por eso desde bebés aprenden a recibir y a dar cariño a las mascotas. Aprenden a devolver algo de todo eso que reciben de esos miembros de la familia con los que comparten tiempo y espacio. Animales y bebes aprenden a cuidarse mutuamente. A quererse y a demostrarlo de manera sumamente espontánea, desarrollando también la empatía, no solo hacía los animales sino también hacia otros seres humanos.

En el contacto con los animales los niños pueden adquirir importantísimos valores de una forma natural y sin necesidad de constantes explicaciones. Tener una mascota fomenta, como ya hemos señalado, la responsabilidad (al entender y hacerse cargo de sus necesidades), la empatía, el respeto y el amor incondicional. También ayuda a los niños a expresar afecto de una manera abierta y les enseña el significado de la lealtad y la hermandad, valores cada vez más necesarios en nuestra sociedad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Articulos en tendencia
Enseñanza obligatoria

Sorprendentemente, no muchos saben en España que la educación obligatoria en nuestro país abarca desde los 6 hasta los 16

Mi hijo es artista

Elegir una disciplina artística como actividad extraescolar es altamente recomendable. Actividades como la música o la pintura desarrollan en el

El futuro de tu hijo

Uno de los motivos de conflicto en algunas familias sucede cuando nuestro hijo nos dice que no quiere estudiar o

Compartir
Facebook
Twitter
LinkedIn

Articulos relacionados

Estudia francés en Francia

¿Alguna vez te has planteado viajar a Francia para estudiar y aprender francés?, ¿quieres que tus hijos aprendan francés pero en otro país?, pues estás

Scroll al inicio