Cómo preparar una oposición de forma efectiva

1 septiembre, 2022
Cómo preparar una oposición de forma efectiva

Si lleva rondándote por la cabeza y desde hace mucho tiempo, la idea de presentarte a una oposición para labrarte un puesto de trabajo fijo y estable; pero te aturde la idea del examen y su larga preparación, vamos a indicarte, a continuación, una serie de consejos para ayudarte en esta fase.

Eso si, hay que advertirte que la preparación de una oposición es un camino largo, en el que la perseverancia, el esfuerzo y la actitud van cogimos estrechamente de la mano.

 

Cómo es el proceso de preparación de una oposición

Cuando pensamos en prepararnos para una oposición, todos pensamos en que es una tarea que implica mucho tiempo y esfuerzo, y que hasta un largo plazo no conseguiremos nuestro objetivo (si es que lo conseguimos).

Y, en verdad, no estamos del todo equivocados. ¿Por qué?

Porque la oposición consiste en una serie de pruebas variadas bastante complicadas, en el que se presentan cientos y miles de candidatos que, como tú, aspiran a llegar al mismo puesto o pocos puestos sacados a convocatoria. Al ser un puesto fijo de por vida (a menos que hagas tu trabajo muy mal o cometas alguna infracción extremadamente grave), tendrás trabajo hasta tu jubilación.

Todos los candidatos emplearán su esfuerzo y sacrificio para llegar a tu misma meta, por lo que debes estar no sólo preparado, sino extremadamente preparado para el examen,

 

Consejos para prepararte de forma efectiva para una oposición

Toma nota de algunos consejos básicos que te ayudarán en tu tarea de preparación para una oposición.

Planificación y organización: En el momento que sepas la fecha del examen en la convocatoria de la oposición y ya tengas el temario de la oposición, planifica y organiza tus tareas desde el primer día hasta el del examen. Cumple tu organización para que nada se quede atrás o luego no tengas tiempo de estar preparado para la prueba. Hazte un calendario detallado para que nada se quede en el aire.

Considera una semana libre en este calendario, ya que pueden surgir contratiempos de ultima hora que no se puede prever, como que te enfermes o surja algún motivo urgente.

Constancia: emplea todos los días al estudio en menos horas. De nada sirve estudiar un día 8 horas para luego no estudiar dos días seguidos. Más vale todos los días emplearlo al estudio una dos o tres horas, sin interrupciones. De esta forma, los datos aprendidos no se olvidarán.

Pedir ayuda: es muy conveniente solicitar la ayuda de un preparador o academia de oposiciones, Por ejemplo, si vas a presentarte a una oposición de pedagogía terapéutica, puedes pedir ayuda a Preparador PT.

Si está especializado en tu rama de estudio, ha sido o es miembro del tribunal, o tiene experiencia como docente de tu sector, será mucho mejor que uno que abarca en general varias ramas, ya que entraña más en profundidad con el temario y dispondrás de más conocimientos.

Tener al lado tuyo a un profesional, te servirá de mucha ayuda, ya que tendrás:

  • Apoyo constante durante tu preparación, ya que podrás ponerte en contacto con tu preparador en cualquier momento que te surja una duda, recabando la información al instante y sin dejar conceptos en el tintero. El contacto puede ser por teléfono, chat, WhatsApp o email, en función de la urgencia y como mejor consideres.
  • Dispondrás a tu alcance de actividades alternativas y supuestos prácticos que te servirán para comprender mejor los conceptos del temario.
  • Podrás optar por clases a distancia o presenciales, como mejor te convenga. Ambas son opciones que tienen sus ventajas: una modalidad permite contactar con tu preparador desde tu casa y sin tenerte que desplazar; y la otra podrás trabajar codo con codo con otros compañeros que permiten aportar sus propias ideas y enfoques constructivos. Elige opción la que más te convenga.
  • El calendario de estudio ya está creado, por lo que evita su planificación inicial por cuenta propia y evita posibles errores de creación del mismo.

Pensar sólo en estudiar: es difícil, y más cuando eres joven, no caer en la tentación de un día dejar de estudiar y salir a divertirte. Puedes pensar que un par de horas de diversión no será malo, sino algo bueno. Pero, lo sentimos, debes centrarte sólo en estudiar.

No sólo son un par de horas, puede que sea algo más, y puede que al día siguiente no tengas el cuerpo para coger un libro o el ordenador. Ya habrás perdido dos días de tu calendario inicial. Luego tendrás que recuperar ese tiempo, doblando la actividad en los próximos días.

Piensa, entonces, que cuando tengas aprobada tu oposición y ya tengas tu trabajo soñado, podrás celebrarlo por todo lo alto con familiares y amigos.

Sólo queda decir…¡ánimo y a por todas!