Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Cómo elegir una residencia de estudiantes?

Las residencias de estudiantes te ofrecen tranquilidad, sociabilidad, exclusividad…, en cuanto al tipo de habitación, no solo importa lo que puede costar una plaza en la residencia de estudiantes, sino también con qué te sientes más cómodo a la hora de vivir y estudiar. Puedes encontrar todo lo que necesitas saber sobre la elección de tu residencia a continuación.

Tu camino hacia la residencia de estudiantes perfecta

Inmediatamente después de elegir un curso, muchos futuros estudiantes se enfrentan a la siguiente pregunta: ¿dónde debo vivir? La forma más fácil de todas es mudarse a un dormitorio de una residencia de estudiantes. Porque estos están especialmente diseñados para tus necesidades y suele ser mucho más fácil alquilar una habitación en una residencia de estudiantes a distancia que alquilar tu propio apartamento. ¡Te damos toda la información importante sobre el tema de las residencias de estudiantes y te mostramos cómo encontrar el alojamiento de residencia de estudiantes perfecto para ti!

Existen estos tipos de alojamiento para estudiantes

Mudarse a una nueva ciudad es bastante emocionante para la mayoría. Todo te resulta desconocido, aún no conoces a nadie, no sabes cómo ir de A a B en transporte público ni dónde están los mejores supermercados y bares. Puedes amortiguar el salto al agua fría, especialmente si has encontrado un lugar para quedarte con un factor de bienestar. Mucha gente quiere mudarse a dormitorios de estudiantes. Allí no sólo tienes la ventaja de conocer inmediatamente a muchas personas de tu edad, sino que no tienes que preocuparte demasiado por los muebles, la electricidad y cosas por el estilo.

Sin embargo, algunos prefieren vivir en un piso compartido. Ya sea que estés iniciando un nuevo negocio con amigos o mudándote a una habitación independiente, en un piso compartido tienes que organizarse más, pero también disfrutas de un poco más de libertad.

Serás completamente tu propio jefe cuando te mudas a tu propio apartamento. Tus propias cuatro paredes son más para los adinerados, pero si has trabajado antes o tienes ayuda, estará bien. Y puedes tener plena libertad.

Tal vez aún no te sientas precoz y prefieras quedarte en casa de tus padres o familiares durante los próximos meses y años a residir fuera. Por supuesto, si estás cerca de donde estudias, no es una mala idea: ahorrarás mucho dinero y si tienes una buena relación con tus padres y los límites son claros, igual lo pasarás bien como un adulto joven.

¿Es un dormitorio de una residencia de estudiantes lo adecuado para mí?

¿Mudarse a una casa con docenas de personas, tal vez incluso compartir una habitación con alguien extraño y una cocina compartida para todo el piso? No suena tan bien al principio. Creer de inmediato que es por eso que probablemente no eres de esa idea es el enfoque equivocado. Una vez que hayas visto cuántos tipos diferentes de dormitorios de estudiantes hay, ¡verás que hay algo adecuado para casi todos los posibles estudiantes!

Aquí hay algunos factores que nos han indicado los profesionales de Larrú que puedes usar para saber si una residencia de estudiantes es adecuada para ti:

  • El tipo típico de dormitorio es comunicativo: inevitablemente te encuentras con otras personas en el dormitorio. En el pasillo, en el cuarto de lavado, en las salas comunes de todos modos. ¡Aquí puedes encontrar otros estudiantes con los que puedes hacer algo y hacer amigos rápidamente!
  • También aprenderás a cómo organizarte en un espacio bastante reducido. Sí, también existen los apartamentos o dormitorios realmente grandes, en los que puede distribuirse a lo largo de 50 m2. La mayoría de las veces, sin embargo, el espacio es bastante limitado. Llevar contigo todo el contenido de tu antigua habitación no es realista. Después de todo, todavía debe haber espacio para muchos libros universitarios y similares.
  • Prefieres el pequeño esfuerzo. La ventaja de un dormitorio en una residencia de estudiantes es que hay que hacer muy poco papeleo y cosas de organización, entre otras cosas. Una vez alquilado en el dormitorio, la electricidad, la calefacción, la televisión y la conexión a Internet suelen estar incluidos en el paquete de alquiler.
  • No estarás atado a un lugar por mucho tiempo: estás haciendo tu licenciatura en una ciudad, pero tal vez vayas a un lugar completamente diferente para obtener tu maestría. También desearás hacer un año en el extranjero o tal vez cambiar a un curso de educación a distancia el próximo semestre. Muchos prefieren el dormitorio porque puedes entrar y salir sin mucho esfuerzo. La mayoría de las habitaciones están amuebladas, con internet y demás ya están configurados. De hecho, puedes mudarte con una maleta y comenzar a estudiar. ¡Eso es súper práctico!

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir una residencia de estudiantes?

Has decidido que quieres vivir en una residencia de estudiantes, pero ¿cómo empiezas a buscar la adecuada para ti? En primer lugar, debes ser consciente de que hay varios factores que determinarán tu elección. Sin embargo, todos sopesan estos puntos de manera diferente. Por lo tanto, debe considerar cuáles son particularmente importantes para ti.

  • Precio: Desde algo entre 150€ y 200€ hasta casi mil euros, los precios de tu alojamiento en la residencia de estudiantes pueden ser muy diferentes. No es de extrañar que haya tantas opciones diferentes de vivienda. Sin embargo, lo que todos tienen en común es que son más baratos en tamaño y equipamiento en comparación con los apartamentos normales.
  • Tipos de habitaciones: Ya sea habitación individual, habitación doble o apartamento. Ya sea un apartamento individual, donde tienes todo combinado en el apartamento de una habitación, o una habitación en un apartamento compartido, donde compartes cocina y baño. Hay muchos tipos diferentes de habitaciones que puedes reservar.
  • Tamaño de la habitación: desde el encanto de una celda de prisión sin barrotes hasta un estilo tipo loft. En este punto, también, el espectro es muy amplio. En general, sin embargo, el tamaño estándar para habitaciones individuales, por ejemplo, está entre 10 y 25 m2.
  • Mobiliario: Amueblado o sin amueblar, ¡esa es la cuestión! Casi todas las habitaciones de las residencias de estudiantes están equipadas con los utensilios más importantes como cama, escritorio y armario. Pero a veces puedes tener una habitación vacía. Muchas residencias de estudiantes también cuentan con zonas comunes como sala de juegos y sala de televisión o gimnasio, terraza y más.
  • Ubicación: Quieres vivir cerca del transporte público para no tener que caminar largas distancias. O cerca de la estación de tren para que puedas viajar fácilmente a tus padres. Algunos también quieren estar cerca de sus amigos o de su cine favorito. Cuanto más grande es la ciudad, más importante es la ubicación.
  • Distancia a la universidad: cuanto más cerca de la universidad, más tarde puede sonar el despertador: ¡cálculo simple! Pero incluso si tu horario está muy fragmentado y tienes muchos descansos entre los seminarios individuales, vale la pena vivir cerca de la universidad. Entonces puedes estar cómodo en casa mientras tanto. Muchos dormitorios incluso se construyen más cerca de un campus específico y se especializan en alojar a estudiantes de la universidad adyacente.
  • Tiempos de espera: ¿Las habitaciones están disponibles de inmediato o hay una lista de espera? Si comienzas a buscar justo antes del comienzo del semestre, es posible que las residencias universitarias particularmente populares ya no estén disponibles. Por lo tanto, debes hacer tu solicitud de habitación con algunos meses o todo un semestre de anticipación. En las webs de las residencias se puede ver a menudo qué habitaciones siguen disponibles y para cuáles sólo se puede poner en lista de espera. Si alguien se echa atrás, ¡es tu turno!

Conclusión acerca de la elección de una residencia de estudiantes

En base a tus estudios y de la universidad o centro en el que vas a cursarlos, deberás barajar las opciones de alojamiento durante el curso escolar.

Existen varias alternativas de alojamiento: vivir en casa de familiares /amigos, alquiler de piso / casa compartido o individual, o alquilar un dormitorio solo o compartido en una residencia de estudiantes.

Plantea tus necesidades básicas, tales como conexión a internet, periféricos, iluminación, ubicación, comidas o cocina, etc.

Tu función vital será estudiar, por lo que deberás tener todos los servicios necesarios a tu alcance.

Baraja tu presupuesto total o el alcance de tu beca para concluir tu búsqueda de la manera más acertada.

Articulos en tendencia
Enseñanza obligatoria

Sorprendentemente, no muchos saben en España que la educación obligatoria en nuestro país abarca desde los 6 hasta los 16

Mi hijo es artista

Elegir una disciplina artística como actividad extraescolar es altamente recomendable. Actividades como la música o la pintura desarrollan en el

El futuro de tu hijo

Uno de los motivos de conflicto en algunas familias sucede cuando nuestro hijo nos dice que no quiere estudiar o

Compartir
Facebook
Twitter
LinkedIn

Articulos relacionados

Scroll al inicio