La importancia de la lengua materna como símbolo de la identidad cultural

27 octubre, 2016
La importancia de la lengua materna como símbolo de la identidad cultural

“La cultura incluye todas las manifestaciones de los hábitos sociales de una comunidad, las reacciones del individuo en la medida en que se ven afectadas por las costumbres del grupo en que vive, y los productos de las actividades humanas en la medida en que se ven determinadas por dichas costumbres”

Franz Boas,  (1930)

La definición de cultura del antropólogo Franz Boas, es sólo una de las múltiples definiciones que existen de cultura.  Pero todas estas definiciones de cultura nos muestran que no sólo existe una cultura, existen muchas diferentes que conviven juntas, es decir, no podemos hablar de cultura sino de culturas

Las diferentes culturas son el conjunto de estructuras sociales, económicas o religiosas,  tradiciones transmitidas de generación en generación, y que es compartida por un pueblo o una etnia. La lengua, es el medio fundamental de transmisión de las diferentes culturas, y en la lengua propia de cada pueblo se encuentra reflejada también su propia cultura. La lengua propia de cada pueblo, por tanto, estará formando su particular forma de entender el mundo de la vida y las relaciones sociales, su realidad, y la identidad propia de individuos y pueblos. Por identidad cultural se entiende el conjunto de valores, tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamiento comunes a determinados individuos.

El idioma que hablamos, el arte, la literatura, el patrimonio, la gastronomía, las fiestas populares, las costumbres y tradiciones, componen la cultura y una determinada forma de entender el mundo y de relacionarse con él.

España es un país constituido por diferentes comunidades autónomas con su propia cultura, es decir, con tradiciones, costumbres, gastronomía y en algunas de estas comunidades, como Galicia, El País Vasco y Cataluña, junto con los denominados países catalanes, la Comunidad Valenciana o Baleares, tienen además una lengua propia. Cuando en un determinado lugar en el que conviven dos  o más lenguas, como es el caso de estas comunidades, se da una situación en la predomina el uso de una lengua sobre la otra, se dice que se da una situación de diglosia. Pero cuando dos o más lenguas son usadas por el conjunto de los individuos en la misma proporción, entonces se dice que se da una situación de bilingüismo.

Es muy importante que los niños y niñas de estas comunidades aprendan desde pequeñ@s su lengua materna. Y es por esto por lo que  En otoño del 2014 se celebró un evento especial con los diferentes colegios del País Vasco que  organizó un encuentro para hablar, conocido como Berbagune, en Euskararen Etxea.  Fue una actividad dirigida a los colegios de la zona. La Azkue Fundazioa está dirigida a los habitantes de Bizkaia, sobretodo l@s jóvenes, y para tod@s l@s vascoparlantes de todo el mundo,  ofreciendo productos digitales atractivos y útiles e impulsando el euskera de forma innovadora, utiliza las nuevas tecnologías, y porque tiene una amplia red de trabajo en equipo.

El origen de la lengua Vasca

El Euskera es una lengua hablado en el País Vasco y en otras zonas del territorio español y de Francia. Es la única lengua de la península ibérica y de las pocas europeas que no deriva de la rama indoeuropea.

Wilhelm von Humboldt, el padre de la lingusitica europea, al igual que Miguel de Unamuno, afirmaría que el Vasco es una lengua que desciende del idioma íbero. Para otros, en cambio, la lengua vasca  podría tener un origen bereber o descender de las lenguas caucásicas.

Más del 30% de los ciudadanos y ciudadanas del País Vasco son bilingües, siendo escasos los que únicamente hablan el castellano. Pero Navarra también es vascoparlante. Alrededor de un 13% de la población navarra habla vasco y exige su enseñanza en los centros escolares.

El Estatuto de Autonomía de 1979 establece que el euskera es, junto al español, la lengua oficial en el País Vasco, y por tanto, el gobierno debe acercar esta lengua a la ciudadanía y debe emplearla en todas las instituciones públicas, incluidos las escuelas, institutos y universidades. El alumnado debería tener derecho a recibir la clase en su lengua materna, así como la ciudadanía tiene derecho a demandar el uso de la lengua vasca por parte del funcionariado.