Educar en Nutrición para tratar la Dermatitis Atópica en Niños

2 septiembre, 2017
Educar en Nutrición para tratar la Dermatitis Atópica en Niños

Muchas veces olvidamos lo importante que es una determinada dieta no solo para prevenir sino también para tratar diferentes afecciones o enfermedades.

Por ello, es tan importante que eduquemos, en la medida de lo posible, a nuestros peques en materia de alimentos y que, ya desde pequeñitos, les motivemos a que coman productos saludables.

No cabe duda de que, hoy en día, con la cantidad de productos poco saludables parece que comer de forma sana se ha convertido en toda una odisea.

Por ello, no está de más recordar que con una serie de consejos siempre podemos revertir las cosas y conseguir que nuestros peques coman de todo, y sin pasar por los acostumbrados y desagradables berrinches.

Debemos de tratar de que aprendan a comer lo que les ponemos en la mesa y no ofrecerles siempre la posibilidad de cambiar, simplemente porque no les guste. Por otra parte, no tenemos que darle suma importancia ni obsesionarnos en demasía con el tema, y es que los niños tienen un radar infalible para detectar el estado de ánimo de sus progenitores.

El ponerse nerviosa no ayuda en nada ya que ellos detectarán de inmediato esta actitud y se reafirmarán en su oposición, así que la paciencia y la calma serán tus grandes aliadas en este sentido.

Cómo hacer que Nuestros Peques coman lo que queramos

Lo bueno es que siempre hay formas creativas y divertidas de preparar nuestros alimentos de modo que les gusten a nuestros peques. Si es reacio al pescado entero, siempre podemos probar a combinarlo con otras cosas y trocearlo. La pasta con atún, por ejemplo, es una buena opción que suele dar muy buenos resultados o las croquetas de bacalao.

Las croquetas, de hecho, son una buena forma de presentar muchos de esos ingredientes, que por sí solos, tienen tan poco éxito entre los más peques.

Además, otra cosa que debemos de tener en cuenta es que la fórmula de “obligar” nunca nos va a dar buenos resultados y que tampoco es una forma de educar a comer sano. Y es que, si lo hacemos de este modo, corremos el riesgo de que acaben asociando la hora de comer a pasar un mal rato y el remedio será peor que la enfermedad.

Por lo que no nos queda otra, debemos de ser pacientes, no hace falta que nuestros peques dejen siempre el plato limpio, si ha comido poco y ya no tiene apetito, en otra ocasión comerá más.

También podemos aprovechar los purés para añadir esa verdura que no le gusta, camuflemos así los sabores al mezclarlos con otros ingredientes. Es un truco que podemos usar de vez en cuando pero no siempre.

Algo que a mí me funciona muy bien es al hacer platos con muchos colores y hacer formas divertidas con la comida.

Así es como hicimos en mi casa con mi hijo ya desde pequeñito, de hecho, fue en gran medida gracias a introducir la granada en su dieta que conseguimos mejorar de forma considerable su problema de dermatitis atópica.

De hecho, a mi hijo le empezó de repente con un par de erupciones en la piel que con el tiempo recibió la diagnosis de una Dermatitis Atópica. Tampoco nos extrañó tanto ya que, se trata de una enfermedad de tipo hereditario, y como mi pareja ha tenido episodios similares durante su niñez ya habíamos pensado que se le podía transmitir nuestro hijo a lo largo de su vida.

La dermatitis atópica es una enfermedad o trastorno de la piel que aparece en la cara y el cuerpo de bebes y niños pequeños, y que puede prolongarse hasta la adolescencia o la edad adulta si no se sigue un buen tratamiento para combatirla.

Estas erupciones o eccemas afectan principalmente al cuero cabelludo, la cara, el torso y alrededor de las superficies flexoras del cuerpo como los codos y las rodillas. Así, se estima que entre el 5 y 10 por ciento de los niños españoles pueden sufrir esta enfermedad y recibir un tratamiento de dermatitis atópica.

No tardamos en encontrar el mejor tratamiento en Probeltepharma, pero también se nos recomendó añadir granada en la dieta de nuestro hijo. Así que utilizamos todos y cada uno de los trucos arriba mencionados para conseguirlo y, por suerte, y gracias a combinar tratamiento y buena alimentación conseguimos una increíble mejoría en su dermatitis.